La aspiradora y el sable laser de Star Wars

By | 8 noviembre, 2015

IMG_20151108_120217Siempre hay una primera vez para todo. Y esta vez, me he adentrado en la galaxia de la limpieza cual Jedi hambriento de justicia, y de exterminar las fuerzas del mal y su imperio ácaros que perturban el equilibrio de mi pequeño universo.

Después de 3 meses de lucha desigual contra el polvo y la pelusilla, visite una gran superficie y compré una aspiradora low cost –la más barata que encontré- para enfrentarme al lado oscuro de mi apartamento.

Si bien me sorprendió la facilidad de su montaje, pronto comenzaron los problemas de manejo y se pusieron en evidencia mi falta de entrenamiento. Acostumbrado al manejo de la escoba al estilo la ratita presumida, esa que barre sin limpiar mientras le interrumpen cada dos por tres, el manejo de la aspiradora requería pericia, concentración y el empleo de varios sentidos en el acto de limpiar.

Desde pequeños hemos sido educados en el manejo de la escoba o el mocho como si de una sable laser se tratase. He aquí el primer escollo que uno se encuentra con la aspiradora que parece tener vida propia. Por ejemplo:

 ¿Sabías que el cable de alimentación está vivo?, si no tienes cuidado, y accionas un botón, te pega un latigazo al más puro estilo de Indiana Jones, y las consecuencias pueden ser terribles

¿Te acuerdas de la Vespino? Pues la aspiradora viene con el buler puesto. Efectivamente, como si de una suegra tocapelotas se tratase, un pequeño RD2-D2 va detrás de ti sin parar de pegar golpes por todos sitios incluso en tus propias espinillas. Aviso para los principiantes, si tienes espinilleras…póntelas! Nunca habrás hecho un mejor uso de ellas, este cacharro no sólo tiene vida propia y mala leche, siempre sacude en el sitio donde más duele. Avisado quedas!

En definitiva, si has limpiado el coche alguna vez o utilizado un soplador para el jardín, también puedes convertirte en un experto Jedi de la limpieza, la clave está en abrir la caja bien y encontrar el accesorio para aspirar directamente y olvidarte del cabezal que parece un pez martillo que solo sirve para rallar el parqué y hacer interminable la batalla.

IMG_20151108_120635

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *