Derecho a la intimidad en internet. ¿Qué podemos hacer si se infringe?

By | 20 mayo, 2013

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) lo deja claro:

«Ningún ciudadano, que ni goce de la condición de personaje público ni sea objeto de hecho de relevancia pública, tiene que resignarse a que sus datos personales circulen por la red. Siempre tendrá derecho a pedir la cancelación.»

Si aparecen nuestros datos personales en una página en la que no queremos que sean publicados, aunque los hayan conseguido de forma legal, deberemos responder de la siguiente forma:

1º Lo primero será localizar al propietario de la página.

2º Si se trata de una página española con dominio «.es» accederemos a su política de privacidad, aviso legal o en el organismo público de Red.es para encontrar este dato.

3º En el caso de las webs extranjeras, en la base de dominios www.whois.com encontraremos un buscador en el que, introduciendo los datos de acceso de la página en cuestión, podremos conocer el nombre de su titular o propietario.

4º Una vez localizado, pediremos por escrito a esta persona o empresa que «retire de forma inmediata ese comentario o imagen que vulnera nuestros derechos fundamentales».

5º Si a los 15 días no han respondido satisfactoriamente a la petición, el siguiente paso, en el caso de España, sería proceder mediante una  denuncia a través de la Brigada de Investigación Tecnológica del Cuerpo Nacional de Policía, del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil o de la misma AEPD, presentando la máxima información y evidencias de ese ilícito tratamiento de nuestros datos.

Otros consejos

  • Si nuestro derecho a la intimidad no está siendo legalmente vulnerado pero queremos que esa información desaparezca, una vez pasada la quincena, podremos solicitar un «procedimiento de tutela de derechos» a la AEPD para que se retiren esos contenidos.
  • En el caso de los foros, se aconseja hacer una petición directamente al moderador para que retire los comentarios del usuario en los que aparecen nuestros datos. Las únicas personas capacitadas para limitar nuestra información personal que aparece en Internet somos nosotros.
  • Para asegurarnos este derecho a la intimidad debemos proceder al respecto, denunciando en última instancia ante los organismos especiales creados con estos fines.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *